20 febrero, 2019 13:19


Aducen que una autopista es intransitable y los conductores se niegan a pagar el peaje

Es la que une Rosario con Córdoba. Los conductores explican por qué no quieren pagar y los dejan pasar. Quienes transitan con frecuencia por la autopista que une a Rosario con Córdoba denuncian desde hace tiempo que uno de los tramos es “intransitable”. Son unos 20 kilómetros donde abundan baches, desniveles y la rotura casi […]

Es la que une Rosario con Córdoba. Los conductores explican por qué no quieren pagar y los dejan pasar.

Quienes transitan con frecuencia por la autopista que une a Rosario con Córdoba denuncian desde hace tiempo que uno de los tramos es “intransitable”. Son unos 20 kilómetros donde abundan baches, desniveles y la rotura casi total de la cinta asfáltica. El histórico reclamo dio paso ahora a una “rebelión civil”: muchos conductores se están negando a pagar uno de los dos peajes de la traza. Llegan hasta la cabina, explican el motivo por el que no desean abonar la tarifa y se marchan con la barrera en alto.

En los últimos días, algunos automovilistas grabaron la escena y la viralizaron a través de las redes sociales. La difusión generó un efecto contagio y cada vez son más los usuarios de la autopista que se niegan a pagar el peaje ubicado a la altura de Carcarañá. El tramo más dañado es justamente el que va desde esta ciudad santafesina hasta Roldán, localidad cercana a Rosario.

La desobediencia colectiva ya tiene representación legal. El abogado Luis Rossini, oriundo de Cañada de Gómez, ciudad afectada por esta situación, presentará en la Justicia un petitorio plagado de firmas para que “se suspenda el cobro del peaje hasta que la concesionaria repare la calzada”.

Por el momento, el letrado recomendó no abonar la tarifa al momento de llegar a la cabina. “Se le debe expresar al empleado que la empresa no está cumpliendo con el mantenimiento de la autopista y pedir que se levante la barrera. Esto tiene que ver con el derecho al consumidor, es un contrato entre el concesionario y el usuario”, explicó.

Rossini contó que ya son más de 300 los conductores que adoptaron esta medida y que últimamente recibe entre 20 y 30 videos diarios de automovilistas que graban la escena con sus teléfonos celulares.

El concesionario del corredor vial anunció esta semana que, de generalizarse el reclamo, va a aplicar “una multa con un pago diferido”. Rossini aclaró que la empresa no puede multar porque no tiene esa potestad. “Además que no existe infracción porque simplemente levantan la barrera y los automovilistas pasan”, afirmó.

La presidenta del Concejo Deliberante de Cañada de Gómez, Carina Mozzon, realizó una presentación similar, pero de carácter administrativo y no judicial. El cuerpo legislativo local acumula una veintena de reclamos en los últimos años. La respuesta que recibieron es que en mayo van a comenzar los trabajos de reparación. “No me creo la promesa, siempre dicen lo mismo”, se atajó la concejala.

La autopista, de competencia nacional, quedó totalmente inaugurada en diciembre de 2010. Desde ese entonces hasta julio del año pasado, la empresa Cincovial S.A. concesionó la traza y la explotación de las dos estaciones de peaje que existe en la conexión, Carcarañá en el Km 340 y James Craik en el Km 588.