19 noviembre, 2017 21:26


Afirman que Clarín presiona para privatizar la transmisión de los partidos de la selección

Reclama la inconstitucionalidad del artículo de la ley de medios que garantiza la gratuidad de la transmisión de esos partidos a través de un canal de aire. Una jugada co la que procura armar un nuevo negocio con la selección con miras al mundial de fútbol que se disputará en junio del año próximo.   […]

Reclama la inconstitucionalidad del artículo de la ley de medios que garantiza la gratuidad de la transmisión de esos partidos a través de un canal de aire. Una jugada co la que procura armar un nuevo negocio con la selección con miras al mundial de fútbol que se disputará en junio del año próximo.

URUGUAY ARGENTINA  eliminatorias  foto MARCELO CARROLL

 

La empresa TRISA perteneciente al grupo Clarín y Torneos y Competencias reclamó ante la Justicia Federal la inconstitucionalidad del artículo de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que permite el acceso gratuito a los encuentros de la Selección Nacional de Fútbol.

Además la empresa, que adquirió los derechos de televisación del futbol del ascenso, reclama la inconstitucionalidad de los artículos 77 a 80 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que obligan al Estado a realizar audiencias públicas para determinar, cada año, una serie de eventos de “interés relevante” y, por lo tanto, también de emisión gratuita.
En el amparo presentado, Trisa S.A juzgó que cualquier restricción al goce de los derechos de televisación que compró –seis años después de la sanción de la ley 26.522- viola su derecho de propiedad y su derecho a ejercer el comercio.

El reclamo esta planteado ante el juzgado federal de Mercedes y es la respuesta a un amparo presentado en el mismo tribunal por un canal de televisión de Lujan que transmite todos los partidos Flandria (que actúa en la B Nacional) a raíz de que la ley 26.522 y su reglamentación determinan que esos partidos pueden ser emitidos en forma abierta, exclusivamente en su localidad pero no a nivel nacional, derecho expresamente reglamentado en la ley pero que TRISA ignora de manera olímpica.

“Es un disparate que una empresa nos prohíba trabajar, adjudicándose derechos exclusivos, cuando sólo transmitieron 6 partidos de 45 totales que jugó Flandria en la temporada pasada”, dijo Diego Gusmerini, director del canal que funciona desde 2009 y se puede ver en el 32.1 de la TDA.

La reacción de Clarín no sólo es desmedida sino que significa una clara demostración de poder con la que busca adueñarse ahora de la transmisión de los partidos de la selección, completando así el nuevo secuestro de los goles, el resultado del deporte más popular de la Argentina.

Pero ademas es un globo de ensayo cuyo objetivo final es poder comercializar la transmisión de los encuentros que la selección dispute en el próximo mundial de fútbol que se disputará en Rusia en junio de 2018, con un mecanismo similar al que se aplica con los partidos de la Súperliga.

Fuente: Portal de Noticias.