6 octubre, 2014 14:24


Banco Mundial: la Argentina puede recibir financiamiento por sus avances en inclusión

El Banco Mundial destacó los avances del país en la cobertura de salud, y lo colocó en la lista de los que pueden “recibir financiamiento”. Fue en su Informe Anual 2014. En su Informe Anual 2014, el BM puso en valor el Plan Nacer y el Sumar, y respecto de la calificación de sus resultados […]

El Banco Mundial destacó los avances del país en la cobertura de salud, y lo colocó en la lista de los que pueden “recibir financiamiento”. Fue en su Informe Anual 2014.

En su Informe Anual 2014, el BM puso en valor el Plan Nacer y el Sumar, y respecto de la calificación de sus resultados fue contundente al afirmar que “una rigurosa investigación realizada el otoño boreal pasado muestra que el programa resultó todo un éxito”.

En ese sentido, puso de relieve que con estas políticas se triplicó la proporción de embarazadas que reciben atención prenatal antes de la semana 20 de embarazo, se redujo la tasa de mortalidad infantil y se incrementó a 7,4 millones de personas la inclusión en los planes de salud.

El informe relevó los avances en la reducción de la pobreza logrados en los últimos 20 años, e incluyó a la Argentina dentro de los “países que pueden recibir financiamiento del Banco Mundial”.

Asimismo, destacó a la Argentina por la ampliación en el “acceso a los servicios básicos de salud entre las mujeres y los niños de sectores vulnerables”.

El estudio detalló que luego de “la crisis económica de 2001, cuando muchos argentinos perdieron su cobertura médica, los indicadores de salud básica se deterioraron”.

“En algunas de las provincias más pobres del noreste y del noroeste del país, la tasa de mortalidad infantil llegó a 25 cada 1.000 nacidos vivos”, precisó el relevamiento.

En ese marco, puso en valor que la respuesta del gobierno nacional fue la elaboración del Plan Nacer, cuyo “objetivo era doble: reducir la mortalidad infantil ampliando el acceso a la atención médica de las embarazadas y de los niños menores de 6 años sin seguro de salud, y elevar la eficiencia y la calidad de la salud pública modificando el marco de incentivos”.

Al respecto, puntualizó que “se duplicó el porcentaje de recién nacidos con peso superior a los 2.500 gramos, y se triplicó la proporción de embarazadas que reciben atención prenatal antes de la semana 20 de embarazo”.

“En las salas de maternidad más grandes, el programa permitió reducir la probabilidad de muerte neonatal intrahospitalaria en un 22% entre los pacientes de las clínicas del Plan Nacer y en un 74% entre los beneficiarios de dicho programa”, remarcó el informe.

Además, destacó que “se estima que cerca de la mitad de esta reducción en el número de muertes se debió a un mejor cuidado prenatal, que evitó que los niños tuvieran bajo peso al nacer”.

“La otra mitad fue el resultado de una mejor atención posnatal”, concluyó el análisis, que añadió que “el porcentaje de mujeres que acude a la primera cita médica prenatal antes de la vigésima semana de embarazo aumentó del 23% al 67% entre 2006 y 2012”

Adicionalmente, remarcó que en 2012 y con apoyo del propio Banco Mundial, con un crédito por U$S 400 millones, se creó una iniciativa similar, el Plan Sumar.

“Este nuevo programa protege a niños y jóvenes de hasta 19 años, así como a mujeres sin seguro médico de entre 20 y 64 años. Asimismo, amplía el paquete de servicios ofrecidos e incorpora objetivos de participación en el largo plazo”, subrayó el informe, al tiempo que concluyó que “hasta la fecha, se han registrado casi 7,4 millones de personas para incorporarse a este nuevo plan de salud”.