8 agosto, 2017 09:19


Debió sacar un crédito para poder pagar la boleta de electricidad

Mientras los índices nacionales de inflación hablan de un 2% mensual, hay muchas familias que no pueden pagar las facturas de energía eléctrica y recurren a tomas de créditos para afrontar el pago. A la siguiente factura, se encuentran con el mismo o mayor monto, y con la cuota del crédito… es evidente el final […]

Mientras los índices nacionales de inflación hablan de un 2% mensual, hay muchas familias que no pueden pagar las facturas de energía eléctrica y recurren a tomas de créditos para afrontar el pago. A la siguiente factura, se encuentran con el mismo o mayor monto, y con la cuota del crédito… es evidente el final de la historia…

electricidad factura

Ya hace más de un año que se viene hablando y publicando del violento incremento de los servicios públicos, tasas e impuestos, e incluso hemos puntualizado casos, como el de “Aguante” Herrera, el que solo gracias a la colaboración de la población pudo afrontar los pagos.

El tiempo pasó, la gente redujo otros gastos, se “acostumbró” al tarifazo, bajó su calidad de vida buscando subsistir y creyendo siempre que a los que les toca gobernar seguro les importará la vida de los más vulnerables y harán algo para mejorarles el vivir.

Los meses pasaron, el segundo semestre no llegó, la luz al final del tunes no se ve, los brotes verdes no son tales, y para abrochar el presente los tarifazos no paran, la nafta sube, el dólar igual y con ellos los demás precios le siguen el camino.

El mejor ejemplo de esto, y el reconocimiento directo de parte del gobierno se traduce en la impresión de billetes de 200 y 500 pesos, ya que los de 100 ya no son nada.

La familia trabajadora es la primera es sentir estos efectos, el castigo les llega directo y las consecuencias están a la vista. Hoy en Federación, son numerosas las familias que están tomando créditos para poder hacer frente a UNA factura de energía eléctrica, se endeudan para pagar una deuda, que al mes siguiente volverá y con mayores costos y a esto deberá sumar el costo del crédito que tomó para poder pagar una deuda que ya se le renueva en los meses siguientes.

Lo más notorio es la factura de energía eléctrica, un servicio básico como el agua y el aire que respiramos, que tiene valores que son públicos y que en muchos casos no bajan de 5.000 pesos, cuando los sueldos y jubilaciones en muchos casos no llegan a ese monto y que aunque lo dupliquen, nadie puede vivir y trabajar, solo para poder pagar la factura de luz y estirar la agonía con la cuenta en el supermercado o comercio del barrio.

Esta tragedia está en todas las manzanas de Federación, en algunas será una familia, en otras tres y en otras 10, en todas está y lo peor es que las tarifas no se congelan, al contrario, siguen su marcha y con ello, será mayor el número de familias por manzana… y al final de la historia no habrá que descubrirlo, el presente ya lo muestra.

Fuente: El Federaense