31 enero, 2019 12:24


Desde este viernes sube la tarifa de la energía eléctrica

El aumento en la tarifa eléctrica en Entre Ríos regirá, inexorablemente, a partir de este viernes 1° de febrero y hasta 30 de abril, según el texto de la resolución N° 13, que dictó el 29 de enero el Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE). Fue a partir de la presentación de actualización tarifaria […]

El aumento en la tarifa eléctrica en Entre Ríos regirá, inexorablemente, a partir de este viernes 1° de febrero y hasta 30 de abril, según el texto de la resolución N° 13, que dictó el 29 de enero el Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE). Fue a partir de la presentación de actualización tarifaria que efectuara Energía Entre Ríos SA (Enersa), la distribuidora estatal (que tiene el 71% del mercado), pero que rige para todos los distribuidores, incluidas las 18 cooperativas diseminadas en la geografía entrerriana.

 

Las subas son producto de la recomposición del mercado y una derivación de la decisión del Gobierno nacional de ir eliminando paulatinamente el componente de subsidios en la tarifa. En el Ente Regulador dicen que, producto del “sinceramiento tarifario” que rige en la administración del presidente Mauricio Macri desde enero de 2016, el impacto en el bolsillo del usuario ha sido un aumento de más del 1000%

La resolución que firmó el interventor del Ente Regulador, José Carlos Halle, tendrá impacto aún cuando los usuarios del servicio eléctrico se afanen en estrategias de ahorro. Hay componentes de la tarifa eléctrica que constituyen costos fijos, que deben pagarse a las distribuidoras aún cuando no haya consumo. En este caso, el aumento de esos apartados es de un promedio del 10%. Es el caso del cargo fijo que pagan los usuarios residenciales, que para el período noviembre enero fue de $63,01 mensual ($126,02 en el bimestre), pero que desde este viernes se fijó en un valor de $69,31 ($138,02 por bimestre).

Otros costos son variables en función de que el usuario lo pida. Por ejemplo, la colocación del medidor para conectar un servicio: estaba en $706,60 y ahora pasará a costar $776,60. Y la conexión aérea, de $1.578,70 a $1.736,50. Del mismo modo, cuando haya un corte del servicio por falta de pago de la factura, un caso frecuente, la rehabilitación pasará a costar de los actuales $498,50 a $548,40.

Antes del corte por falta de pago, la distribuidora Enersa -que tiene posición dominante en el mercado, con un universo de 360 mil usuarios- envía una aviso de suspensión. Ese trámite, que tenía un costo de $50,80, ahora pasará a valer $55,90. También aumento el costo por la verificación que pida el usuario respecto al funcionamiento del medidor: pasa de $213,10 a $234,40. Y si por algún motivo se extravía la factura, pedir un duplicado ahora saldrá $9,70. Antes, estaba en $8,90.

Pero habrá, además, una recomposición global de la tarifa eléctrica que ya movió a la preocupación de las autoridades de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), que sentirán el impacto de una suba promedio de entre el 21% y el 27%.

Entendió además que “la disposición representará un duro golpe para las industrias que vienen padeciendo las graves consecuencias de un mercado claramente recesivo. Más aún, será letal para las pequeñas y medianas empresas que conforman la mayor parte del espectro industrial en la provincia”.

Tras manifestar su “preocupación por los efectos nocivos de la medida”, la UIER advirtió que “la suba de las tarifas arrastra cargas impositivas nacionales, provinciales y municipales, que redundan en un mayor impacto sobre el costo impositivo que compone el cuadro tarifario”.

“Se trata de otro golpe directo a todo el sector industrial, que ya viene asumiendo importantes incrementos de la energía, en medio de un escenario general crítico que vive nuestro país. Es oportuno subrayar que no todas las empresas estarán en condiciones de soportar esta nueva suba, lo cual profundizará aún más la recesión. Peor aún, pone en jaque muchos puestos de trabajo como vemos actualmente donde se registran suspensiones, recortes en los niveles de empleo y despidos”, indicó la entidad.

En el caso de los usuarios residenciales, para el período febrero/abril, según estimaciones del Ente Regulador, la suba promedio de la tarifa eléctrica será del 27,1%. Aunque para todo el año 2019 se estima que el aumento rondará el 53%. Luciano Paulin, director de Análisis Normativos y Estudios Especiales del Ente Regulador, explicó que la suba promedio en la provincia rondará 25,9%.

La suba que rige desde este viernes 1° de febrero es apenas un anticipo de un aumento global que se irá acumulando durante los trimestres lo que resta de 2019 hasta alcanzar un incremento al 31 de octubre de 2019 del 53%.

Fuente: Entre Ríos Ahora.