22 junio, 2017 20:02


El consumo no para de caer

El Indec confirmó la caída de las ventas de los súper y shoppings. Además, crece el déficit comercial por el crecimiento ininterrumpido de las importaciones. Siguen las malas noticias para el Gobierno de Cambiemos en el terreno de la economía. Con la actividad estancada tras una larga recesión, el consumo no detiene su caída y […]

El Indec confirmó la caída de las ventas de los súper y shoppings. Además, crece el déficit comercial por el crecimiento ininterrumpido de las importaciones.

changuito vacío
Siguen las malas noticias para el Gobierno de Cambiemos en el terreno de la economía. Con la actividad estancada tras una larga recesión, el consumo no detiene su caída y continúa deteriorándose. El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó hoy que las ventas en los supermercados cayeron 1,7 por ciento durante abril en comparación con igual mes del año pasado, mientras los shoppings presentaron una baja del 8,9 por ciento interanual.

El Indec retomó la medición a través de cantidades vendidas en ambos segmentos, más allá de la facturación. En ese sentido la facturación en los supermercados durante abril trepó a 27.631,5 millones de pesos y mostró un crecimiento de 24,5 por ciento, variación en línea con la suba del Índice de Precios al Consumidor (IPC). A su vez, los tickets en shoppings alcanzaron un valor de 4.803,5 millones de pesos, lo que significa un leve avance de 8,9 por ciento en la comparación interanual, 15 puntos por debajo de la inflación.

En otro orden, el Indec informó que la venta de electrodomésticos en marzo registró una facturación de 5.064,9 millones de pesos, que representa una mejora interanual de 14,8 por ciento, 10 puntos por debajo de la variación de precios.

La situación tampoco mejora en el comercio internacional. El Indec registró en mayo un déficit de 642 millones de dólares, contra un superávit de 485 millones que se había logrado en el mismo período del año pasado. Las exportaciones subieron apenas un 0,8 por ciento a 5.415 millones de pesos, mientras que las importaciones se dispararon 24 por ciento a 4.886 millones.

En el balance de cinco meses, el saldo comercial muestra un rojo de 1.863 millones de dólares, que contrasta contra un superávit de 515 millones del mismo período del año pasado.

Fuente: Página 12.