3 octubre, 2014 13:21


El fuego consumió parte de una forestación a una empresa apícola de Concodia

A las 15 horas de este jueves, Bomberos Voluntarios tuvieron que intervenir en un predio forestal ubicado en ruta 14 y ruta 015 donde el fuego había avanzado sobre una hectárea y media de eucaliptus. Horas más tarde, la dotación debió intervenir en otro incendio forestal en el kilómetro 11, camino a Calabacilla. En diálogo […]

A las 15 horas de este jueves, Bomberos Voluntarios tuvieron que intervenir en un predio forestal ubicado en ruta 14 y ruta 015 donde el fuego había avanzado sobre una hectárea y media de eucaliptus. Horas más tarde, la dotación debió intervenir en otro incendio forestal en el kilómetro 11, camino a Calabacilla.

En diálogo con Diario Río Uruguay, Cristian Bravo, a cargo de la dotación de Bomberos Voluntarios que acudió al incendio, contó que “a las 15 horas intervinimos en Apícola Danangie, en una forestación de eucaliptus, donde se consumió una hectárea y media”. En el lugar, ruta nacional 14 y 015, “intervino una dotación del cuerpo de Bomberos Voluntarios y vecinos que colaboraron con maquinarias para extinguir las llamas, al cual se pudo controlar”, agregó el bombero.

En cuanto al origen del fuego, Bravo comentó que “en este caso tenemos sospechas de algunas quemas sin controlar, las cuales al haber viento, como es muy común en esta época, se salió de control”.

A su vez, el bombero manifestó que “también en horas de la tarde debimos intervenir en un incendio forestal en el kilómetro 11, camino a Calabacilla”.

En este sentido, Bravo indicó que “la recomendación puntual es que la gente se abstenga de realizar cualquier tipo de quema o actividad con fuego”, y señaló que llama la atención que “tenemos quemas de forestación cuando por lo general cada semana tenemos algunas precipitaciones por lo que mantiene el suelo y la forestación húmeda”. Por lo tanto, “sequías no hay, entonces no se puede atribuir esta situación a causas por efectos naturales”, advirtió el especialista.

Con dichos antecedentes desde Bomberos Voluntarios afirman que “nos deja en claro que hay participación por parte de la mano del hombre y es un riesgo de vida para la gente que trabajar en el lugar, para los bomberos y no sólo cuando está en el lugar sino por ir rápido puede tener un accidente”.

Bravo expresó su preocupación ya que “la gente prende fuego con fines de quema sin autorización”, a pesar de que “existe la Ley  de Control de Quema que proviene del Ministerio de Medio Ambiente que expresa que las quemas están prohibidas”, señaló.

Sobre el conocimiento que tiene la gente sobre dicha ley, el bombero contó que “se informa permanentemente que está prohibida la quema y saben que si es que se van a  realizarla deben reunir todas las condiciones para hacerlo, el problema es que la gente no avisa, prende fuego y después nadie sabe como se inició”, remarcó.

Además, “los descuidos y el viento hacen que una quema común se trasforme en un gran incendio de forma rapidísima”, acotó el entrevistado.

Bravo reconoció que en esta época del año es común que incrementen los incendios porque “la gente entiende que puede hacer las limpiezas utilizando el fuego y están totalmente equivocados porque muchas veces eso termina en incendios graves”.

Para finalizar el integrante del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Concordia solicitó a la comunidad que “se abstengan de prender fuego porque tenemos vientos de irregular intensidad y una chispa provoca un fuego muy rápido t violento». En el caso de los predios forestales, «destruye hectáreas de forestación, maderas, y es mano de obra que se pierde”, advirtió.