28 abril, 2017 11:33


El municipio clausuró el complejo termal Vertientes de la Concordia

La sorpresiva medida se tomó en las puertas de un fin de semana largo. El disparador de la clausura sería el faltante de una certificación otorgada por los Bomberos Zapadores de la Policía de Entre Ríos. Luego de un importante despliegue de funcionarios de diversas áreas concretado el pasado martes, la Municipalidad de Concordia procedió […]

La sorpresiva medida se tomó en las puertas de un fin de semana largo. El disparador de la clausura sería el faltante de una certificación otorgada por los Bomberos Zapadores de la Policía de Entre Ríos.

termas

Luego de un importante despliegue de funcionarios de diversas áreas concretado el pasado martes, la Municipalidad de Concordia procedió el jueves a clausurar preventivamente el predio Termal ubicado en Avda. Mons. Rosch y Ruta A 015, que está bajo concesionado a la firma VERTER S.A. En la visita y recorrida del martes, intervinieron distintas áreas municipales e integrantes de la Comisión de Control de la Concesión Termal del Concejo Deliberante, integrada por los ediles Amadeo Cresto, Carolina Amiano, Sebastián Cuberli y Daniel Cedro, además de otros funcionarios municipales.

La clausura preventiva, fue emitida por la Dra. Belén Domínguez, fiscal de Juzgado de Faltas, se fundamentando su resolución “en la constatación del incumplimiento de determinadas disposiciones técnicas y operativas para el funcionamiento del complejo”, según se informó desde el municipio.

Por su parte, el Secretario de Gobierno del municipio, Marcelo Benedetto, detalló que “en los controles realizados, se verificó el faltante de la certificación de Bomberos de la Policía en cuanto a condiciones de seguridad del predio”.

Habría sido este punto “lo que motivo la aplicación inmediata de la clausura preventiva”. Además de haberse constatado “otros incumplimientos que la empresa deberá regularizar en los próximos días”, según señaló el funcionario.

Respecto a la situación del complejo durante el fin de semana largo, el titular de la cartera de Gobierno explicó que “lo que se hizo fue una clausura preventiva, la empresa puede regularizar su situación atendiendo a los motivos de la clausura y acordar plazos para cumplir con la puesta en orden de las otras situaciones que se constataron en la inspección”.

Benedetto afirmó que “al momento en que la empresa presente la documentación requerida, se procederá a arbitrar los mecanismos necesarios para que continúe brindando los servicios con normalidad, garantizándose las condiciones de seguridad y uso tanto para turistas como ciudadanos de Concordia que asisten al predio termal”.

El funcionario dejo en claro que “no hay intención de perjudicar a nadie y no estamos haciendo más que cumplir con las disposiciones vigentes”, asegurando que por disposición del intendente Enrique Cresto “hay una firme determinación de evitar las situaciones de irregularidad o incumplimiento, lo que tiene que ver con una ciudad más ordenada, con las responsabilidades que tiene cada uno y con respetar el sentido que tienen las normas”, concluyó.

Fuente: Diario Río Uruguay.