13 julio, 2017 20:40


El PJ Concordia, en alerta ante rumores de nuevos despidos ferroviarios

El Consejo Departamental Justicialista se reunió con ferroviarios de APDFA y Unión Ferroviaria, para analizar la situación y concretar una agenda de lucha ante la grave situación que están atravesando los trabajadores, por el posible cierre y traslado (en el mejor de los casos) de los talleres de nuestra ciudad. “Como en la década del […]

El Consejo Departamental Justicialista se reunió con ferroviarios de APDFA y Unión Ferroviaria, para analizar la situación y concretar una agenda de lucha ante la grave situación que están atravesando los trabajadores, por el posible cierre y traslado (en el mejor de los casos) de los talleres de nuestra ciudad.

pj-ferroviarios

“Como en la década del noventa volvemos a revivir el estado de incertidumbre y desazón, ante el riesgo concreto de pérdida de las fuentes laborales de doscientas familias ferroviarias, quienes vienen sufriendo las consecuencias de un gobierno liberal y entreguista de los recursos del estado”, mencionaron en una declaración conjunta.

“Es importante destacar que ésta no es una problemática nueva, sino que, desde que asumió el gobierno de cambiemos comenzaron con un meticuloso trabajo sistemático de persecución y despidos encubiertos, buscando el vaciamiento de la empresa, tercerizando y reduciendo personal. A modo de ejemplo se analizó la situación de trabajadores tentados por un “Retiro Voluntario”, y otros en el peor de los casos llevados a un despido por cuestiones de “Aptitud Psicofísica”.

Los dirigentes señalaron la necesidad de dar a conocer el valor del recurso humano con que cuenta el ferrocarril Urquiza, en contraste con “los grandes negociados que están haciendo los funcionarios de CAMBIEMOS. Un patrón repetido en esta época y sufrido también en los noventa es la tercerización y falta de inversión real en elementos materiales para el eficaz desenvolvimiento de los trabajadores. Para ver un dato concreto, una locomotora recuperada en los talleres de Concordia ha tenido un costo aproximado de cuatro millones y medio de pesos, en contraste con una misma locomotora enviada por métodos de tercerización, donde los costos ascienden a veintisiete millones de pesos, es decir una cifra seis veces y media superior.

El impacto del cierre y traslado no solo se verá reflejado en la familia ferroviaria, sino que también tendrá un efecto negativo sobre el movimiento económico que produce la actividad en nuestra región”.

Por último, el Consejo departamental Justicialista adelantó que “acompañará la lucha que decidan llevar adelante los compañeros ferroviarios, el peronismo siempre ha reconocido en los trabajadores y en el movimiento obrero organizado su columna vertebral”.