23 julio, 2017 19:46


El trueque se vuelve a imponer en el conurbano bonaerense

A través de Facebook, la gente retoma la antigua modalidad de intercambio de mercadería en diferentes espacios públicos del Gran Buenos Aires. La Matanza, Florencio Varela y San Miguel, tres distritos donde crece la actividad. El fenómeno del trueque creció en los últimos meses y volvió a imponerse en el Conurbano bonaerense como una alternativa […]

A través de Facebook, la gente retoma la antigua modalidad de intercambio de mercadería en diferentes espacios públicos del Gran Buenos Aires. La Matanza, Florencio Varela y San Miguel, tres distritos donde crece la actividad.

trueque

El fenómeno del trueque creció en los últimos meses y volvió a imponerse en el Conurbano bonaerense como una alternativa frente a la crisis económica de miles de familias que recurren una o más veces por semana al intercambio de mercadería para satisfacer sus necesidades básicas de alimentación.

Cada día son más las personas que se organizan a través de las redes sociales y luego, con un cartel que lleve su nombre para poder identificarse, canjean sus productos en espacios públicos de los distintos municipios del Gran Buenos Aires.

La mayor cantidad de cambios se dan con artículos de primera necesidad como leche o pañales y alimentos de todo tipo como carne, pollo, frutas, verduras, azúcar, leche y aceite. Algunos de los puntos principales de encuentro son Laferrere (La Matanza) en el Oeste, Zeballos (Florencio Varela) en el Sur y San Miguel en el Norte.

Alejandra Aguirre explicó en diálogo con DIARIO POPULAR que “acá cambiamos lo que ya no usamos, que quizás antes regalábamos, por mercadería que podemos necesitar en nuestras casas. Es una manera de solventar esta situación económica”.

Aguirre o “Alejandra Cambios” como la conocen en el Oeste del Conurbano es una de las 11 administradoras del grupo de Facebook “Cambio x Mercadería Todas Unidas” de San Miguel, que comenzó hace casi un año con 5 personas y hoy aglutina alrededor de 29 mil mujeres interesadas en formar parte de los intercambios. “Todo se coordina por Facebook. Después los martes y los sábados a las 15 nos reunimos en Fraga y Mitre, en la esquina de la pista de skate. A cada encuentro, sobre todo los sábados, vienen alrededor de 500 o 600 personas. No sólo de la zona, sino también de José C. Paz, Torcuato, Pacheco, Virreyes, San Martín, Caseros, Hurlingham, Pilar, Moreno y Merlo”, resaltó.

Aguirre aclaró que la actividad “es exclusivamente para mujeres” y confesó que “va mucha gente humilde, pero también de clase media o incluso clase media alta”. Incluso, algunos miércoles habilitan “los días de mueblería, para que las mamás traigan televisores, lavarropas o electrodomésticos que ya no usen y los cambien por comida”.

A la hora de los cambios, explicó: “Vamos todas identificadas con un cartelito, cada una retira su cosa y finaliza. Obviamente no se maneja dinero. También tenemos reglas a seguir y no admitimos los plantones o que alguien se compromete a llevar algo y no lo haga. Cuando pasa eso, sancionamos, porque es una falta de respeto”.

16 meses

Algo similar ocurre en el distrito más poblado del Conurbano. “Trueque sin dinero, sólo x alimentos” empezó en febrero de 2016 como un grupo de Facebook entre amigas para intercambiar objetos y hoy tiene alrededor de 30 mil miembros.

Maguy Gómez, una de las organizadoras, explicó que “hombres y mujeres se juntan todos los días frente a la estación de Laferrere, especialmente lunes miércoles y viernes” y destacó: “Por día llegan a publicarse tres mil productos en el Facebook”.

“Va gente de Casanova, Catán, Laferrere, todo La Matanza. Hasta de Morón vienen. Lo que más piden es pañales y leche en polvo. Después yerba, azúcar y fideos. Lo que no permitimos es el cambio de ropa por ropa: sólo por mercadería, que es lo que más se necesita”, señaló.

En tanto, Gómez puntualizó que “se empezó a sumar más gente a medida que fueron aumentando los precios de los alimentos” y remarcó la necesidad que pasan los que asisten al expresar: “Los días de lluvia tratamos de protegernos abajo de algún techo. Pero por más que se moje, la gente va igual porque tiene necesidad”.

Límite de intercambio

Florencio Varela no es la excepción y allí también se organizan a través de Facebook, una red social que tiene cientos de grupos para trueques sólo en el Gran Buenos Aires con miles de usuarios interesados.

Es el caso de “Canje x Mercadería plaza estación Zeballos”, que cuenta con unas 16 mil mujeres en Facebook y cientos de ellas asisten los miércoles de 14 a 16 y los sábados de 14 a 17 frente a la cabecera de la localidad de Zeballos, con un límite de 90 pesos por intercambio. “Esto surge hace 2 años y 3 meses. Empezamos diez mujeres en la fuente de Varela y el municipio nos fue corriendo a medida que crecimos, hasta terminar en la plaza. Somos un grupo de mamás que publican o piden los productos que necesitan”, sostuvo Norma Barraza, principal organizadora.

A la hora de concretar un trueque, es importante la intervención de las administradoras de cada grupo. En San Miguel, Alejandra Aguirre precisó que “orientamos cuántos productos se pueden pedir por cada cosa”.

“Por ropa que está fuera de temporada, como una remera, piden uno o dos productos. Si está nueva con etiqueta, tres productos. Por un buzo, que está dentro de la temporada, piden de 3 a 6 productos. Depende la calidad y las condiciones”, graficó.

Sobre el sistema, insistió: “Medio kilo de fruta vale un producto, un aceite de litro y medio vale tres productos. La leche larga vida vale uno o, depende la marca, pueden ser dos”.

Con menor intervención, se da algo parecido en Varela. “El límite de 90 pesos tiene que ser por algo nuevo o igual a nuevo, como buzos sin detalles. Se aceptan alimentos y artículos de limpieza, pero nosotros tomamos el valor de referencia de lo que valen los productos en la zona. Si hay diferencias, una de las dos partes cede o negocia, pero siempre con respeto”, expresó Barraza.