14 enero, 2019 20:55


En los ’80 auspiciaba películas y en la era Macri deja de producir: Imperial Cord despidió a todos

Los tarifazos, la caída del consumo y la imposibilidad de competir con las importaciones chinas a precio de dumping puso fin a la historia de esta fábrica de neumáticos para bicicletas y motos que enfrenta problemas desde 2016. Esta semana dijo basta. El impacto de las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri se siente […]

Los tarifazos, la caída del consumo y la imposibilidad de competir con las importaciones chinas a precio de dumping puso fin a la historia de esta fábrica de neumáticos para bicicletas y motos que enfrenta problemas desde 2016. Esta semana dijo basta.
imperial cord

El impacto de las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri se siente con especial dureza en la industria que mes a mes arrojan estadísticas para el olvido. Detrás de esos números hay historias, muchas, variadas, pero siempre con el mismo denominador común: los trabajadores quedan en la calle expulsados por un modelo que los deja a la deriva.

Los Bicivoladores eran auspiciados por Imperial Cord<br>
Ahora fue el turno de Imperial Cord de bajar sus persianas. Se trata de la empresa que fabricaba neumáticos para motos y bicicletas y que se hizo famosa al auspiciar en la década del ’80 el estreno en la Argentina de la película «Los Bicivoladores» que tenía como protagonista a una jovencísima Nicole Kidman.

La compañía cerró su planta en Gualeguaychú, Entre Ríos, ante la imposibilidad de competir con las importaciones de China, los tarifazos energéticos que dispararon sus costos y la abrupta caída en las ventas merced de la profunda recesión en que se encuentra la economía nacional.

Los problemas comenzaron a hacerse más evidentes en octubre pasado cuando la compañía resolvió detener su producción durante 15 días ante el exceso de stock de mercadería. Luego abrió un programa de retiros voluntarios al que se acogieron 20 trabajadores y ahora finalmente anunció el cierre deftinitivo de la planta y la desvinculación del medio centenar de trabajadores que quedaban.

En septiembre pasado los directivos de Imperial Cord ya habían denunciado problemas en la firma derivados de «las tarifas y la apertura en el mercado». La producción de caucho es intensiva en el consumo de gas y los tarifazos le impusieron un condicionamiento extra, mientras crece el arribo de cámaras y cubiertas chinas.

Según consignó Página/12 «la compañía, emblema en el mundo de las dos ruedas y la de mayor participación en el país, llegó a operar a tres turnos diarios y contar con un plantel de 150 trabajadores. La firma producía en su mejor momento 7.000 cubiertas por tanda, distribuidas en tres turnos, lo que representaba un total de 21 mil cubiertas diarias. Actualmente apenas llegaban a las 2.500 en un solo turno».

La empresa inició en 2016 un programa de reducción de personal, el cual se extendió en los dos años siguientes hasta llevar la nómina a 50 empleados, un tercio de lo que exhibía en 2003-2011.

«La apertura de importaciones afectó muchísimo, sobre todo desde que apartaron al INTI del control de las cubiertas que venían de afuera en nuestro rubro. Ahí empezaron a ingresar al país desde China y a granel; no podemos competir contra eso», advirti Alfredo Migueles, secretario ejecutivo del Sindicato del Neumático.