7 enero, 2015 15:23


En Mar del Plata un parador de Personal hechó a turistas que veraneaban en la playa

En Mar del Plata las imágenes tomadas por un turista permitieron a la Municipalidad clausurar un balneario en el sur de la ciudad. En la filmación se puede ver el momento en que un empleado del parador exige a los turistas que abandonen una playa pública La Municipalidad clausuró un balneario del sur de la […]

En Mar del Plata las imágenes tomadas por un turista permitieron a la Municipalidad clausurar un balneario en el sur de la ciudad. En la filmación se puede ver el momento en que un empleado del parador exige a los turistas que abandonen una playa pública

La Municipalidad clausuró un balneario del sur de la ciudad por echar a un grupo de turistas e impedir que se instalaran con sus sombrillas y reposeras en un sector próximo al parador que es de uso público. Tras recibir varias denuncias desde el fin de semana largo de Navidad, inspectores de la Secretaría de Seguridad, Justicia Municipal y Control, tuvieron que documentar con videos, audios y testimonios el momento en que personal del balneario expulsaba del sector público a una familia.

En uno de esos videos, puede observarse el momento en que un empleado del parador le exige a los turistas que retiren su sombrilla y se vayan del lugar. Tras comprobar la irregularidad con la filmación, el domingo pasado se llevó a cabo la clausura del balneario.

Según la información suministrada por la Municipalidad, se trata del balneario Personal Beach, aunque un comunicado de la empresa de telefonía aclaró que fue hasta 2014 que la playa llevó su nombre: «Este año se denomina Peralta Ramos», explicó en un comunicado. A pesar de esto, en su página oficial, el municipio aún no hizo la corrección y sostiene que balneario cerrado es el que pertenece a la telefónica.

«Pero el balneario tiene enormes carteles que dicen Personal Beach. Esa publicidad gratuita, que sirve al parador porque tiene la marca de una empresa nacional, y a la empresa porque no pone dinero, en algún momento se paga», retrucó Adrian Alveolite, titular del área de Seguridad y Control de la municipalidad. Lo cierto es que las autoridades de la ciudad siguen recibiendo denuncias de varias personas que fueron víctimas de la misma situación.

Los balnearios denunciados se defendieron y niegan la situación

Uno de los turistas afectados había dicho que lo intimaron a irse del lugar de una manera agresiva: «Me dijo que me daba cinco minutos para sacar la sombrilla porque me la iban a retirar y tirar al agua, que no la haga difícil, que pasaría vergüenza», contó Alejandro Lezcano, un hombre que fue a una playa al sur del faro con su esposa y su hija de dos años.

Al respecto, uno de los encargados del parador dijo a Clarín que lo que ocurrió realmente fue que «se le cambió su sombrilla por una pesada para que el viento no pusiera en peligro a quienes están alrededor».

El balneario Marbella, otro de los expuestos en las denuncias, negó la acusación. «Fue una tarde en que estaban pronosticados vientos muy fuertes, ráfagas de 60 kilómetros por hora, y el guardavidas hizo un aviso en general», argumentó uno de lo encargados.

Alveolite explicó en diálogo con radio Vorterix que el caso está en manos de la Justicia y que la sanción puede ir desde una multa económica hasta la inhabilitación. «Hasta ahora sólo pudimos comprobar un caso», dijo el funcionario.