12 enero, 2017 09:41


Intentaron abusar a una trabajadora de Tránsito en la madrugada

Una trabajadora municipal denunció haber sido violentada durante su turno nocturno. Las cámaras confirmaron el ingreso irregular de un intruso. El hecho reflotó distintas versiones, denotando las internas gremiales de la repartición. Una trabajadora del lugar denunció haber sido golpeada y violentada por una persona, con signos evidentes de no haber estado muy lúcido, durante […]

Una trabajadora municipal denunció haber sido violentada durante su turno nocturno. Las cámaras confirmaron el ingreso irregular de un intruso. El hecho reflotó distintas versiones, denotando las internas gremiales de la repartición.

tránsito

Una trabajadora del lugar denunció haber sido golpeada y violentada por una persona, con signos evidentes de no haber estado muy lúcido, durante su turno nocturno en la madrugada del domingo.

Ocurrió cuando sus compañeros de trabajo “salen a la calle porque tenían que hacer un control”, explicó la empleada municipal. “Siempre me quedaba sola porque estaba segura, dado que es teóricamente es imposible que alguien entre”, aseguró.

Según su versión, “siendo las 3:15 horas, empiezo a sentir ruidos – algo que siempre me asustan porque dicen que se escucha eso habitualmente – y yo me quedé quieta”; sin embargo los sonidos empezaron a subir de intensidad y volumen.

En ese marco, “cuando salgo, me encuentro a una persona al lado del reloj de marcación”, comentó la trabajadora de apellido Galli.

“Me ingresa y forcejeamos, por lo que le pregunto qué quería y le ofrezco dinero, hasta mi celular: era una persona que nunca había visto en mi vida”, detalló. La denunciante habla de que el robo no era el móvil evidente del intruso, y que – producto de la secuencia de forcejeos – terminó con serias lesiones físicas y psicológicas.

En un momento, “trato de convencerlo que yo me iba a ir con él, pero que me deje abrir la puerta”. Incluso, “le oferto irnos en una camioneta, él accede y me deja abrir la puerta”, explicó la mujer. Fue en ese momento cuando salió corriendo a pedir socorro. “Yo no soy médica, no sé si estaba borracho o drogado, pero su estado no era normal”, aseveró.

Un auto que pasaba por el lugar la socorre, llamando a la policía, y en “menos de 3 minutos, ya habían llegado los patrulleros y justo mis compañeros llegan también”, agregó.

El intruso fue reducido y detenido por los uniformados. Y, siempre según el testimonio de la trabajadora, por el hecho hay una denuncia penal realizada el domingo de tarde. “No la hice antes porque me llevaron al sanatorio, donde me pusieron unos cuantos calmantes, me fui a casa y me dormí”, puntualizó.

El gremio

El delegado de ATE de la repartición municipal, Antonio Bonazzola, se refirió a la denuncia y a los hechos derivados. Comentó que “la señora Galli trabaja hace bastante tiempo acá donde es oficinista, no es inspectora”.

El dirigente argumentó que la mujer “desempeña tareas de 1 a 7 de la mañana, ya que tiene un bebé y durante el día puede cuidarla”, contextualizó. Agregando que el intruso ingresó por una puerta trasera que debería haber estado cerrada, ya que “las llaves la tienen los jefes”.

De acuerdo a la versión de Bonazzola, “ella calcula que estuvo encerrada con este tipo, entre 20 minutos y media hora”. Algo que “se ve en las cámaras”, afirmó el gremialista, aunque aclarando que “no se ve dónde le pega, porque fue adentro de la oficina, donde no hay cámaras”.

Son ya públicas las muchas diferencias que separan a Bonazzola de la actual conducción de la Central de Tránsito, realizando varias denuncias contra los actuales miembros del directorio. Este caso, también sirvió para evidenciar esas insalvables diferencias.

“Yo, como delegado de ATE, repudio el accionar de los cinco directivos nuestros, porque tendrían que haberle dado otra atención, ninguno la acompañó”, denunció. Para rematar, “esto no es así, de creerle o no creerle: quisieron ocultarlo”.

El directorio

Por su parte, desde el directorio de la Central de Tránsito también se brindó una versión sobre los graves hechos denunciados por la trabajadora.

Sergio Leites, integrante del mismo, confirmó el ingreso de la persona por la puerta trasera, “a las 4:11 de la madrugada” del domingo. Puerta “que estuvo cerrada hasta las 19 horas del sábado”, explicó. Agregando que “se nos escapa a nosotros si esta persona tenía o no llave” para ingresar.

“Esta chica al verlo se pegó un susto bárbaro y están las cámaras”, comentó el funcionario; aunque subrayando que “nosotros no podemos hablar mucho porque no se ve nada de agresión”, pero “es cierto que hay lugares oscuros, donde puede ser que haya ocurrido algo”.

Leites ratificó que, por lo que reflejan las imágenes, el estado del intruso evidenciaba, o que “estaba ebrio o drogado”. A su entender, “las imágenes muestran la gravedad de esto: esta persona no debería haber entrado a la institución”. La persona estuvo alrededor “de 12 minutos”, dentro del edifico de Tránsito, cosa que se respaldaría con lo que evidencian las tomas en video.

“Nosotros no escondemos nada, esto tiene que ir a la Justicia y si hay que tomar medidas, las tomaremos”, sostuvo.
En ese punto de su versión, Leites – evidentemente molesto – tuvo palabras para Bonazzola, dado que “es alguien que continuamente está poniendo piedras en el camino, es ajeno a esta situación y no observó las imágenes”.

Para el referente del directorio, sus dichos y constantes embates se relacionarían con diferentes cambios que se quieren realizar en el área, tendientes a “mejorar el servicio”.

“Es algo que ya le dijimos al propio intendente; dado que por ahí hay gente que privilegia trabajos de afuera y no los horarios de la institución”, denunció. Poniendo el eje en que “nos debemos a la gente y la forma en que se estaba trabajando no era la mejor”.

Acá “hay horarios que no se cubrían y nosotros necesitamos tener personal”, agregó el funcionario, puntualizando que “justamente esta chica hacía ese horario porque tenía que cuidar su nena: nosotros hacíamos una excepción a ella y a varios”.

Por último, Leites valoró que lo denunciado “es importante”, pero también “hay muchos problemas internos de la institución que merecen ser atendidos para mejorar el servicio a la gente”.

Fuente: Diario Río Uruguay.