20 febrero, 2019 21:22


El desplome en el consumo hace que Coca Cola Argentina presente un Proceso Preventivo de Crisis

Es para la planta ubicada en Pompeya, donde se encuentra embotelladora de la gaseosa. El viernes habrá otra reunión. La caída en la actividad económica y la baja en el consumo no dan tregua al sector empresario y este miércoles la mexicana Coca Cola Femsa se sumó a la lista de compañías que presentó ante […]

Es para la planta ubicada en Pompeya, donde se encuentra embotelladora de la gaseosa. El viernes habrá otra reunión.

La caída en la actividad económica y la baja en el consumo no dan tregua al sector empresario y este miércoles la mexicana Coca Cola Femsa se sumó a la lista de compañías que presentó ante el Ministerio de Producción un Proceso Preventivo de Crisis (PPC).

“Efectivamente se realizó el pedido del PPC por parte de la empresa y hoy se llevó a cabo la primera reunión con los representantes de la firma que expusieron su situación”, explicaron a PERFIL fuentes del ministerio de Producción y Trabajo que comanda Dante Sica. Anticiparon, además, que el próximo viernes habrá un nuevo encuentro en el que se presentarán las distintas alternativas y se evaluará si el pedido de la empresa es válido.

“El ministerio siempre tiene como prioridad cuidar el empleo”, sostuvieron. Femsa manifestó dificultades en el funcionamiento de atención en la bodega de una de sus plantas y en el turno de una de las líneas de producto. Por parte de los gremios participó el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Industria de Aguas Gaseosas y Afines (SUTIAGA). Desde la empresa justificaron su decisión a través de un comunicado: “Coca Cola Femsa Argentina está atravesando una etapa compleja debido a la desaceleración del consumo, lo que la ha colocado en la necesidad de readecuar su estructura de trabajo”, informaron.

Femsa Argentina tiene 2.500 empleados, pero el pedido es para la planta ubicada en la calle Amancio Alcorta en el barrio porteño de Nueva Pompeya, donde trabajan unos 800. Allí se encuentra la embotelladora de los productos Coca Cola que es la más grande del país.

Desde la empresa expresaron, además, que no buscan pagar el 50% de las indemnizaciones por los despidos que tienen proyectados, sino que harán frente a todos sus compromisos con los trabajadores. La gaseosa de la etiqueta roja no es la primera multinacional en sentir los efectos de la recesión en la economía argentina. En abril de 2018, la francesa Carrefour se convirtió en la primera empresa extranjera en presentar un PPC. La compañía “está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas” y “la apertura de este diálogo, junto al Sindicato de Empleados de Comercio y el gobierno, le permitirá plantear un plan para reimpulsar su crecimiento”, manifestaron en ese momento.

El conflicto se resolvió con la mediación del entonces ministro de Trabajo Jorge Triaca, y en el acuerdo la empresa se comprometió a no realizar despidos a cambio de retiros voluntarios pagados al 150% y recortes en los aportes patronales para la compañía.

Fuente: PERFIL.