23 noviembre, 2015 07:51


QUE COLOR DE AUTO ELIGEN LOS ARGENTINOS

A la hora de decidir el color del auto, los argentinos optan en la mayoría de los casos por el blanco y el gris, donde algunos buscan que la tonalidad elegida refleje su personalidad y demuestre su estado de ánimo. Son muchos los que dicen que la elección del color del auto responde más a […]

A la hora de decidir el color del auto, los argentinos optan en la mayoría de los casos por el blanco y el gris, donde algunos buscan que la tonalidad elegida refleje su personalidad y demuestre su estado de ánimo.

Son muchos los que dicen que la elección del color del auto responde más a un impulso que a motivos racionales.
Que el blanco sea el color más popular entre los argentinos deja el interrogante del por qué de la elección mayoritaria.
Autofoco.com, portal de autos usados que opera en todo el país, reveló cuáles son los colores preferidos de los argentinos.
Según las cifras de venta del portal, el color predominante es el blanco (un 17 por ciento de los autos vendidos eran de ese color), seguido de cerca por el gris (14,7 por ciento).
En tercer lugar figura el negro, con un 11,3 por ciento de ventas.

El top five de los colores preferidos por los argentinos se completa con el azul (casi seis por ciento) y el rojo (cinco por ciento).
Pero el blanco no es solo el color preferido en la Argentina, sino también a nivel mundial.
Según un estudio anual que realiza el fabricante de pinturas PPG el blanco es el color que más personas eligen para su auto (uno de cada tres autos vendidos el pasado año eran de color blanco).
En segundo lugar, el negro es el color más escogido en el mundo, seguido del plata, el gris y los tonos naturales (oro, beige, amarillo, naranja y café).

Es cierto que en cuestión de gustos no hay nada escrito, pero sí se puede decir que hay motivos prácticos para la elección de un color determinado.
Una de las razones es la limpieza, donde los autos de colores claros como el blanco o el gris plata esconden mejor la suciedad.
En cambio, en colores más oscuros como el azul marino o el negro se nota más y habrá que limpiar el auto más a menudo.
Otro punto importante es el factor térmico, especialmente en zonas que soportan altas temperaturas durante el verano.
Los colores claros reflejan la luz del sol y se calientan menos.
Lo contrario ocurre con colores oscuros ya que absorben más la energía del sol.
Si se piensa en el bolsillo, el valor de reventa de un auto de color blanco, negro o gris es más alto que el de un auto naranja, por ejemplo.
La razón es sencilla, si uno trata de vender un auto de un color muy llamativo y poco común, salvo en casos especiales, habrá mucha menos gente interesada en comprarlo por lo que tendrá que bajar el precio.

Además de estos los motivos, hay quienes prefieren un color por instinto o porque se sienten más identificados con unas tonalidades que con otras.
Según el director de color y diseño de Cadillac, Erin Crossley, «el color induce la memoria e influye su estado de ánimo, sobre todo cuando está conectado a la forma en que expresa su personalidad».
Y es que los colores vivos e intensos como el rojo o el amarillo suelen asociarse a personas jóvenes con mucha vitalidad y energía, mientras que los colores neutros y débiles se consideran tranquilos y lujosos.
El blanco inspira paz y calma e indica atemporalidad, mientras que el negro se relaciona con el lujo y la elegancia