24 agosto, 2017 13:06


Ahora Macri y Vidal reconocen el triunfo de Cristina por alrededor de 20 mil votos

Los festejos y los globos dejaron lugar a las caras largas. En la Casa Rosada estiman que el escrutinio definitivo le otorgará al kirchnerismo la ventaja y la Justicia lo oficializaría el próximo lunes. La diferencia sería de 0,3 por ciento, unos 20.000 votos, aproximadamente. Así lo estiman en la Casa Rosada. El escrutinio final de la elección […]

Los festejos y los globos dejaron lugar a las caras largas. En la Casa Rosada estiman que el escrutinio definitivo le otorgará al kirchnerismo la ventaja y la Justicia lo oficializaría el próximo lunes.

macri y vidal

La diferencia sería de 0,3 por ciento, unos 20.000 votos, aproximadamente. Así lo estiman en la Casa Rosada. El escrutinio final de la elección se dará a conocer el lunes y será a favor de la ex presidenta Cristina Kirchner. Aunque aún restan cargar telegramas, el Gobierno ya reconoce que Unidad Ciudadana quedó “un puñado de votos” por encima de Cambiemos.

El escrutinio definitivo se conocería el lunes próximo. El conteo de los votos en la provincia de Buenos Aires, quedó a cargo del juez federal Juan Manuel Culotta, titular del Juzgado Federal N° 1 de La Plata, con competencia electoral. La carga de los datos provisorios del 13 de agosto terminó con el 95,68 por ciento de las mesas escrutadas, un total 9.029.408 votos.

Desde el Gobierno reforzarán el mensaje de que lo que ocurrió en las PASO fue un “empate técnico” y le restará valor a la distancia. “Eso ya pasó. No vamos a discutir algo que ya terminó”, dice a LA NACION uno de los hombres de confianza del presidente Mauricio Macri .

“Ya a nadie le importa el resultado de las PASO, es un empate. Decían que Cristina iba a ganar por 7% y terminamos empatados”, graficaron cerca del jefe de Gabinete, Marcos Peña.

El plan para vencer al kirchnerismo tiene varios puntos: Vidal será la protagonista estelar de Cambiemos en el camino que comenzó de ahora hasta el 22 de octubre. Pero además de caminar cada distrito para “escuchar los reclamos”, sobre todo donde los números fueron escasos, ahora apuestan a que en octubre se acerque más gente a votar. La estrategia también incluye seducir a los votantes de Sergio Massa y Margarita Stolbizer .