16 enero, 2015 19:27


Denuncian en Concordia Carrefour por ofertas engañosas

El autor de la denuncia es el concejal oficialista, Mariano Giampaolo. Acusa al hipermercado de capitales extranjeros de exhibir ofertas «que inducen a engaño» hacia los clientes. Según la denuncia, elevada al director de Defensa del Consumidor de la provincia, la multinacional estaría incumpliendo la Ley N° 24.240 de DEFENSA DEL CONSUMIDOR. En el escrito, […]

El autor de la denuncia es el concejal oficialista, Mariano Giampaolo. Acusa al hipermercado de capitales extranjeros de exhibir ofertas «que inducen a engaño» hacia los clientes.

Según la denuncia, elevada al director de Defensa del Consumidor de la provincia, la multinacional estaría incumpliendo la Ley N° 24.240 de DEFENSA DEL CONSUMIDOR.

En el escrito, al cual tuvo acceso este medio, Giampaolo detalla que «en las ultimas semanas de diciembre y primeras semanas de enero, me apersone como consumidor y como concejal en dicho comercio y me encontré que, en su gran mayoría, las ofertas que exhiben en beneficio de los consumidores tienen redacción y tamaño que inducen a engaño y que incumplen con los tamaños y tipografía de letras que establece la Ley de Defensa del Consumidor y los decretos reglamentarios».

A manera de ejemplo concreto, el edil manifiesta que «se pueden notar carteles que inducen un descuento de un CINCUENTA POR CIENTO (50%) al comprar dos productos iguales; mediante la metodología de imprimir de manera extremadamente grande el número “50” y el signo “%” y la frase “LLEVANDO DOS UNIDADES”. En letras de menor tamaño – y en posiciones no tan visibles – se observa que la realidad es que el 50% sólo se da en la segunda unidad comprada; por lo cual la oferta real y en el acto es de solo un 25%».

La denuncia también pone el acento en una metodología de uso constante de la firma en cuestión: el uso de bonos de descuentos, entregados en caja. Así, en una parte de la presentación, se lee: «bonos de dudosa legitimidad que imprime la cajera para que el usuario pueda usarlos a futuro en la compra de otros productos, que son reducidos en su enumeración y en fechas determinadas, de manera que si el usuario no logra regresar en esa fecha o no necesita los productos que establece esta engañosa publicidad el descuento se torna absolutamente nulo».

Giampaolo, cierra la denuncia argumentando que toda esta situación produce un grave perjuicio a los consumidores y «al poder adquisitivo de los sectores más vulnerables de la sociedad y debe ser sancionada con todo el peso de la ley».