30 octubre, 2016 11:29


El Enard les recortó la beca a cuatro de los seis maratonistas de Río 2016

Así lo denunció Luis Molina, uno de los deportistas que compitió en Río 2016. «Me da mucha bronca porque en agosto está el Mundial de atletismo, en abril tengo que conseguir la marca para clasificar y yo contaba con ese apoyo», dijo. El Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) le recortó la beca a […]

Así lo denunció Luis Molina, uno de los deportistas que compitió en Río 2016. «Me da mucha bronca porque en agosto está el Mundial de atletismo, en abril tengo que conseguir la marca para clasificar y yo contaba con ese apoyo», dijo.

mastromarino-bruno-y-molina
El Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) le recortó la beca a cuatro de los seis maratonistas que compitieron en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, según denunció hoy uno de ellos.

El bonaerense Luis Molina, que finalizó en el puesto 89 en la maraton corrida en Brasil, confirmó que recibió el jueves una notificación del ENARD donde «me informaban que dejaba de percibir la beca de seis mil pesos mensuales».

«Me da mucha bronca porque en agosto está el Mundial de atletismo, en abril tengo que conseguir la marca para clasificar y yo contaba con ese apoyo», dijo.

Molina reveló que también recibieron el recorte «María de los Ángeles Peralta, Viviana Chávez y Rosa Godoy», quienes junto con Mariano Mastromarino y Federico Bruno compitieron en la máxima cita del deporte.

«En mi caso, me llegó un mail donde dice que la CADA (Confederación Argentina De Atletismo) no les solicitó la beca y por ende ellos no me la dieron. Me da bronca porque el tiempo que hice en octubre del año pasado en la maraton de Buenos Aires me dio el pasaje a Río y está entre las diez mejores de la historia argentina», disparó.

El bonaerense reveló que «yo terminé esa carrera con 300 pesos en el bolsillo y me dieron la beca tres después de haber clasificado, cuando el deportista necesita el apoyo cuando se está preparando para acceder a los Juegos».

Molina confesó que «el presidente de la CADA (Juan Scarpin) odia a los fondistas» y sostuvo que en la entidad «no entienden nada, al punto tal que mi jefe de equipo no corrió nunca maratones». ]

«En 20 días voy a competir a Valencia y gracias a la ayuda privada. En mi caso he demostrado con buenas marcas merecer la beca. Me la dieron en enero de este año y unos meses después de los Juegos me la quitan», dijo.

Molina contó que durante el kirchnerismo «le mantenían las becas a los deportistas que iban a los Juegos por los próximos cuatro años, hasta la próxima cita olímpica».

«Mandé un mail al Enard preguntando por qué me sacaron la beca y todavía no obtuve respuesta».

Fuente: NA.