17 mayo, 2019 00:14


Mientras la Cooperativa Eléctrica sigue pagando sueldos siderales, se corta el servicio eléctrico a 50 vecinos por día

Mientras los integrantes del Consejo de Administración gozan de sueldos siderales, cada vez son más las familias que tienen problemas para abonar el servicio eléctrico en la ciudad de Concordia. Durante enero y febrero, la Cooperativa retiró un total de 600 medidores domiciliarios y el número sigue creciendo.   En esta situación es preocupante el […]

Mientras los integrantes del Consejo de Administración gozan de sueldos siderales, cada vez son más las familias que tienen problemas para abonar el servicio eléctrico en la ciudad de Concordia. Durante enero y febrero, la Cooperativa retiró un total de 600 medidores domiciliarios y el número sigue creciendo.

 

En esta situación es preocupante el número de socios que tienen problemas para pagar la facturación del consumo eléctrico, «tenemos 10.000 socios que vienen a preguntar, a pedir planes porque tienen problemas para abonar la tarifa, a todas estas personas debemos atender durante el mes y tienen dificultades para pagar la luz y como solucionar sus problemas. Desde un principio dimos ocho cuotas sin interés, pero en el orden nacional cuando reclamamos por el aumento del 35 por ciento del primero de febrero y de marzo, cuando concurrimos a la Secretaria de Energía de la Nación y fuimos a plantear este problema y pedir para pagar en cuotas porque le dábamos esa facilidad al usuario, lamentablemente no nos
hicieron caso y ayer pagamos tres millones de pesos de interés», remarcó el vice presidente de la distribuidora, Héctor Russo.

En tal sentido, se dirigió a los vecinos y les dijo: «estamos haciendo lo imposible y un gran esfuerzo para que estén dentro del circuito, alguna solución debe tener cada caso, hay que buscarle la vuelta. El 30 por ciento de lo facturado a los residenciales es menor a 800 pesos y el 53 por ciento es inferior a 1500 pesos, sé que es difícil pero en gasto de energía, esa cifras son más baratas que pagar el cable, sin entrar en comparaciones», aclaró el integrante del directorio de CEC.

Con respecto a los cortes masivos, diferenció a los asociados con inconvenientes económicos y a los vecinos de los asentamientos que históricamente estuvieron «enganchados» en la luz. «Hay socios que no pueden prender el aire, el ventilador o el calefactor y no lo pueden hacer porque hay colgados en la línea que quitan la potencia, son quejas de los vecinos y tratamos de darles respuestas para evitar el robo de energía, tenemos la intención de que la gente no esté enganchada de la luz, al estar colgada tienen graves problemas de seguridad y no tenemos responsabilidad en esos casos», sostuvo.

Para la Cooperativa Eléctrica, esta coyuntura la está llevando un cuadro verdaderamente desesperante. «Tenemos unos 50 cortes diarios y cada semana les hacemos el retiro de medidores, es decir que por día quedan 50 asociados afuera; tratamos de que los socios puedan arreglar con planes de pago y facilidades, hasta le damos la oportunidad de hacer entregas a cuenta, pero lamentablemente las deudas se van incrementando, en los meses de enero y febrero, que es el último dato que tenemos, quitamos 600 medidores. Los enganchados están por otro lado, ellos nunca fueron socios», concluyó el contador, en declaraciones periodísticas.